Claves para redactar buenos copys

Claves para redactar buenos copys

Antes de saber cómo redactar buenos copys con los que conquistar a tu audiencia, tenemos que empezar por el principio.

¿Qué es un copy?

El “copy” es el texto que acompaña a nuestras publicaciones en redes sociales y también los textos que tenemos en la web, landing pages, páginas de venta, carteles etc.

No son textos cualquiera, hay que cuidarlos mucho ya que su finalidad es llevar al usuario o a nuestro cliente potencial a la acción o conectar con ellos, por lo que ser textos persuasivos es su valor principal.

Entonces un copywriter es

Exacto, la persona encargada de redactar buenos mejores copys para su empresa o clientes. No basta con que el copywriter no cometa faltas de ortografía, además debe tener ciertas habilidades comunicativas y de interpretación. Sí, de interpretación, ya que muchas veces deberá redactar copys para empresas cuyo tono de comunicación es completamente distinto al que él o ella suele usar.

Por ejemplo, imagínate a Madia Markt de repente dirigiéndose de “usted”, o hablándole en tono muy “zen” a su público en sus textos. Esto es un ejemplo un poco extremo pero es para que te des cuenta de lo importante que es saber reproducir el tono de una marca para no cargarte su branding.

Ahora que ya tienes controlada la teoría, ¿te parece que pasemos a la práctica? Vale, lo que viene a continuación también es teórico, pero son consejos que puedes empezar a implementar hoy mismo para empezar a redactar buenos copys en las diferente plataformas:

Da formato al texto

Tanto si estás creando los textos de tu web o escribiendo en el blog, acuérdate de dar formato al mismo. Utiliza punto y a parte y, sobre todo, punto y seguido. Parece una tontería pero adoptar la forma anglosajona de escribir da muchísima fluidez al lector, así estará más cómodo leyendo.

Sírvete de títulos, subtítulos, negritas, colores, etc. Cuanto más estructurado esté tu texto, más fácil será de leer.

En redes sociales ocurre lo mismo. Separa los textos por párrafos y utiliza iconos para señalar puntos o hacer referencias a frases importantes. Dependiendo de cómo sea tu comunicación siéntete libre de utilizar más o menos iconos, pero sin volverte muy loco, lo justo para que tu copy no sea un bloque de texto.

Recuerda que la mayoría de las personas delante de una pantalla no leen, escanea, así que tenemos que currárnoslo mucho para que quieran leernos.

Escribe sencillo y natural

A no ser que trabajes redactando circulares para alguna institución, escribe de forma natural. Eso de “reciba usted un cordial saludo” ya no se lleva. Como ya sabes, queremos redactar un buen copy se basa principalmente conectar con otras personas, así que olvídate del “usted” y de palabras muy rebuscadas. Puede parecer que eso nos da nivelazo, pero la verdad es que queda bastante… cutrillo, vamos a decirlo así.

Si eres un amante de la escritura puede que lo siguiente te cueste un poco, pero es cuestión de práctica. Seguramente te encante usar subordinadas, formas pasivas y demás. Estos recursos enriquecen mucho cualquier texto, pero en Internet tenemos poco tiempo para enganchar a nuestros lectores. Como te dijimos arriba, utiliza puntos y aparte.

Dirígete a una sola persona

Una de las técnicas persuasivas más efectivas si queremos redactar buenos copys es escribir utilizando el “tú” antes que el “vosotros”. Imagínate, en la medida de lo posible, que estás escribiendo para una persona, de esta forma harás tus textos más cercanos y será más fácil que la persona que lee tenga más feeling contigo.

También depende del tipo de canal que estés utilizando para comunicarte. A lo mejor en tus stories de Instagram o tus vídeos te diriges a tu audiencia, es decir, utilizas el “vosotros”. Está bien, no tengas miedo por parecer poco coherente porque no es así. Recuerda que estamos hablando de copys, no es lo mismo conectar o enganchar a un lector que a alguien que está viendo un vídeo nuestro.

Cuidado con ir de políglotas

Esto se ve más frecuentemente de lo que parece. Hay una creencia de que si nuestra web o nuestras publicaciones en redes sociales están en varios idiomas, somos más cool o más profesionales. Pero déjanos hacerte una pregunta: ¿de verdad te defiendes con ese otro idioma en el que publicas?
Si no hablas inglés (o cualquier otro idioma), no tiene sentido que pongas tus copys en inglés, ni aunque te los traduzca un traductor profesional, ya que estás enviando un mensaje engañoso a tu público. Da igual el SEO, da igual lo profesional que creas que eso te hace, si una persona inglesa ve tu contenido en inglés va a pensar que la barrera del idioma no va a ser un obstáculo para comunicarse contigo porque así se lo estás haciendo ver tú.

¿Serías capaz de vender tu producto/servicio en inglés?, ¿si te llama un posible cliente podrías mantener una conversación con él en inglés? Si la respuesta es no, entonces mejor que no te metas en esos jardines.

Esto quizás pagaría más ponértelo en un post sobre “malas prácticas en comunicación”, pero como es algo bastante frecuente y tiene que ver con los textos, no queríamos dejar pasar este consejo porque es muy importante tenerlo en cuenta.

Haz llamadas a la acción

Los CTA (call to action) deben tener presencia en tu web. Un banner para suscribirse a tu newsletter, una frase que resalte que lleve al usuario a contactarte, un botón para solicitarte presupuesto… Todo eso son llamadas a la acción y deben estar ahí de forma visible para que el usuario tome la acción que tú quieres.

En el caso de los copys en redes sociales, deben tener una intención, por ejemplo que se clique en un enlace, que se comparta la publicación, que se deje un comentario o se etiquete a un amigo, etc. Ese CTA debe ser claro, así que resáltalo con iconos y con mayúsculas, pero sin pasarte.

Revisa la ortografía

Este punto iba a caer sí o sí.

Es normal que incluso la persona más leída cometa faltas de ortografía o erratas sin darse cuenta. Por eso es importante que dediques tiempo a leer con calma tus copys e incluso pasarles un corrector.

Seguro que te ha pasado que, aún habiendo revisado el copy, no te das cuenta del fallo hasta que lo publicas, ¿verdad? Somos humanos. Por suerte todo lo que esté escrito en digital se puede modificar y aquí no ha pasado nada. Pero imagínate que es para imprimir…

Por último pero, como se suele decir, no menos importante, el mejor consejo que podemos darte para escribir es: leer. Si te gusta el estilo de comunicación de una marca y te sientes cómodo leyendo sus post, lee más de ellos. Lee los copys de su web, averigua si tienen blog y empápate de él. Seguro que teniendo en mente los puntos que te acabamos de dar te darás cuenta de muchas cosas mientras lees. Una buena noticia es que podrás aplicar todo lo aprendido desde ya para redactar buenos copys con los que enamorar a tu audiencia.

02Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *